Los 10 años de Google

primera intefaz de Google

Cuando en 1998 Larry Page y Sergey Brin crearon un nuevo motor de búsqueda en Internet e intentaron venderlo nadie lo quiso comprar, así que decidieron fundar su propia firma y la nombraron inspirándose en un término matemático: Google un uno seguido de cien ceros. En la imagen apreciamos un pantallazo de la primera versión de Google.

Diez años después, Google es un gigante informático omnipresente en la Red  con 20.000 trabajadores y un valor en bolsa que se aproxima a los 131,900 millones de dolares.

Cansados de buscar un comprador, Page y Brin montaron su propia empresa y lograron 100.000 dólares de capital riesgo de Andy Bechtolsheim, uno de los fundadores de Sun Microsystems. Google operó al principio en las habitaciones de Brin y Page en un colegio mayor de Stanford.

Del garaje a la oficina

Con el tiempo, la empresa dio el gran salto a un garaje propiedad de Susan Wojcicki, hoy cuñada de Brin, y en 1999 se mudó a su sede corporativa en Silicon Valley conocida como Googleplex. Sus empleados disfrutan allí de unas de las mejores condiciones laborales de todo el sector, con comida y masajes gratis y la posibilidad de dedicar un 20% de su tiempo de trabajo a iniciativas y proyectos propios.

Google procesa dos tercios de todas las búsquedas mundiales en Internet, un 40% de la publicidad online y accede a información potencialmente confidencial de los cerca de 650 millones de personas que usan diariamente su servicio de búsqueda u otros como YouTube, Google Maps o Gmail.

La compañía se ha adentrado en campos bastante ajenos a su negocio tradicional como el software basado en la Red o la lucha contra el cambio climático y esta semana anunció el lanzamiento de Chrome, un navegador de Internet con el espíritu de competir con Explorer de Microsoft y Mozilla de FireFox. Pero su creciente control del tráfico en Internet y publicidad online preocupa a algunos expertos, que temen que el buscador esté extendiendo demasiado sus tentáculos y miran con recelo que controle tanta información.

Están amasando demasiado poder“, asegura Jeff Chester, director del Centro para la Democracia Digital.

El poder de Google

Otros analistas ven con desconfianza su rápido crecimiento, pues creen que la que es una de las empresas más dinámicas e innovadoras de Internet puede acabar ahogada en burocracia y parecerse a Microsoft o IBM.

Para Jeff Battelle, consejero delegado de Federated Media y autor de The Search, uno de los libros más vendidos sobre el buscador, Google tiene que tener especial en cuidado en no ser víctima de su propio éxito. “Creo que Google se enfrenta al típico de reto de todas las empresas excepcionales de gran crecimiento: innovar a medida que cambia el clima económico pero no enamorarse de cada cosa que puedan hacen“, asegura Battelle.

En Google opinan que, pese a ser hoy tan grandes, se han mantenido “fieles a una cultura que permite que las mejores ideas salgan a la superficie, vengan de dónde vengan dentro de la empresa“. En un documento para la prensa sobre su décimo aniversario, el buscador insiste en que su jerarquía “es mínima” y en que siguen siendo una organización plana en la que cada individuo puede tener un gran impacto. Como sus prioridades para el futuro, la firma cita “apostar con fuerza por la web móvil“, además de “desarrollar potencial para monetarización” y “liderar en búsqueda rápida como el rayo“.

Recibe actualizaciones GRATIS en tu Email: