Alexander Fleming y la Penicilina

La guerra química no es un invento humano muchos seres vivos especialmente los que no se pueden mover como plantas y hongos segregan sustancias con las que se defienden de sus agresores, en algunos casos estas sustancias han sido beneficiosas para los humanos para solucionar problemas propios.

Uno de los productos naturales que más ha cambiado el curso de las enfermedades infecciosas es la Penicilina, esta sustancia química es producida por el moho Penicillium y tiene propiedades sobre las bacterias infecciosas, inhibe su crecimiento.

El hallazgo de las propiedades de la Penicilina tuvo lugar en septiembre de 1928 gracias a la perspicacia de un investigador, Alexander Fleming encontró estas propiedades estudiando una bacteria que produce enfermedades a humanos, el estafilococo.

Uno de sus cultivos se contamino con un moho común el mismo que se produce sobre las naranjas que olvidamos en un rincón de la nevera. En la placa alrededor de la zona de crecimiento de moho quedo una región en la que el estafilococo no crecía, en lugar de desechar las placas de cultivo Fleming interpreto las propiedades químicas de moho correctamente, tenía un antibiótico al que llamo penicilina. Al año siguiente publico su hallazgo pero no tuvo demasiado eco en la comunidad científica.

No fue hasta 1938 cuando Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey se dedicaron a experimentar con la penicilina sobre conejos y ratones infectados por bacterias y consiguieron su curación. Los tres Fleming, Florey y Chain recibieron el premio Nobel en 1945.

La comercialización de la Penicilina tuvo lugar años más tarde una vez terminada la segunda guerra mundial.

La Penicilina cambió para siempre el tratamiento de las enfermedades infecciosas y permitió un desarrollo muy importante de las enfermedades infecciosas, desde entonces enfermedades como la Sífilis, la tuberculosis y la neumonía han dejado de ser las plagas que habían sido.

 

La guerra química no es un invento humano muchos seres vivos especialmente los que no se pueden mover como plantas y hongos segregan sustancias con las que se defienden de sus agresores, en algunos casos estas sustancias han sido beneficiosas para los humanos para solucionar problemas propios.

Uno de los productos naturales que más ha cambiado el curso de las enfermedades infecciosas es la penicilina, esta sustancia química es producida por el moho Penicillium

La guerra química no es un invento humano muchos seres vivos especialmente los que no se pueden mover como plantas y hongos segregan sustancias con las que se defienden de sus agresores, en algunos casos estas sustancias han sido beneficiosas para los humanos para solucionar problemas propios.

Uno de los productos naturales que más ha cambiado el curso de las enfermedades infecciosas es la penicilina, esta sustancia química es producida por el moho Penicillium y tiene propiedades sobre las bacterias infecciosas, inhibe su crecimiento. El hallazgo de las propiedades de la Penicilina tuvo lugar en septiembre de 1928 gracias a la perspicacia de un investigador. Alexander Fleming encontró estas propiedades estudiando una bacteria que produce enfermedades a humanos, el estafilococo. Uno de sus cultivos se contamino con un moho común el mismo que se produce sobre las naranjas que olvidamos en un rincón de la nevera. En la placa alrededor de la zona de crecimiento de moho quedo una región en la que el estafilococo no crecía, en lugar de desechar las placas de cultivo Fleming interpreto las propiedades químicas de moho correctamente, tenía un antibiótico al que llamo penicilina. Al año siguiente publico su hallazgo pero no tuvo demasiado eco en la comunidad científica. No fue hasta 1938 cuando Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey se dedicaron a experimentar con la penicilina sobre conejos y ratones infectados por bacterias y consiguieron su curación. Los tres Fleming, Florey y Chain recibieron el premio Nobel en 1945.

La comercialización de la Penicilina tuvo lugar años más tarde una vez terminada la segunda guerra mundial. La Penicilina cambió para siempre el tratamiento de las enfermedades infecciosas y permitió un desarrollo muy importante de las enfermedades infecciosas, desde entonces enfermedades como la Sífilis, la tuberculosis y la neumonía han dejado de ser las plagas que habían sido.

 

y tiene propiedades sobre las bacterias infecciosas, inhibe su crecimiento. El hallazgo de las propiedades de la Penicilina tuvo lugar en septiembre de 1928 gracias a la perspicacia de un investigador. Alexander Fleming encontró estas propiedades estudiando una bacteria que produce enfermedades a humanos, el estafilococo. Uno de sus cultivos se contamino con un moho común el mismo que se produce sobre las naranjas que olvidamos en un rincón de la nevera. En la placa alrededor de la zona de crecimiento de moho quedo una región en la que el estafilococo no crecía, en lugar de desechar las placas de cultivo Fleming interpreto las propiedades químicas de moho correctamente, tenía un antibiótico al que llamo penicilina. Al año siguiente publico su hallazgo pero no tuvo demasiado eco en la comunidad científica. No fue hasta 1938 cuando Ernst Boris Chain y Howard Walter Floreyse dedicaron a experimentar con la penicilina sobre conejos y ratones infectados por bacterias y consiguieron su curación. Los tres Fleming, Florey y Chain recibieron el premio Nobel en 1945.

La comercialización de la Penicilina tuvo lugar años más tarde una vez terminada la segunda guerra mundial. La Penicilina cambió para siempre el tratamiento de las enfermedades infecciosas y permitió un desarrollo muy importante de las enfermedades infecciosas, desde entonces enfermedades como la Sífilis, la tuberculosis y la neumonía han dejado de ser las plagas que habían sido.

Recibe actualizaciones GRATIS en tu Email:

Un comentario en “Alexander Fleming y la Penicilina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>